Fiat (FIA) considera que la decisión del Tribunal Supremo de EEUU de congelar la venta de la mayor parte de los activos de Chrysler al fabricante italiano es un escollo burocrático que debería superarse pronto, informa el martes el diario La Repubblica en su edición digital, sin citar fuentes. El Tribunal Supremo decidió el lunes retrasar la operación tras las peticiones de varios fondos de pensiones de Indiana y grupos de consumidores, que se oponían a la operación. Fiat había fijado el 15 de junio como fecha límite para cerrar la operación. El Tribunal no dijo cuando se reanudará el proceso. Sin embargo, La Repubblica sugiere que la decisión final podría conocerse el martes, como muy pronto, sin suponer ningún cambio para Fiat.