El fabricante de automóviles estadounidense Chrysler y el italiano Fiat finalizaron su acuerdo, según han anunciado hoy ambas empresas, al día siguiente de que la Corte Suprema de Estados Unidos autorizara la operación de compra. El lunes, el Tribunal Supremo de Justicia de EEUU había decidido dejar en suspenso la venta de los activos del fabricante de automóviles estadounidense Chrysler al italiano Fiat, con objeto de contar con más tiempo para estudiar los términos de la operación.