Fiat anunció hoy su intención de lanzar una emisión de deuda con un plazo de vencimiento de tres años, cuyo importe y demás características determinará en función de las condiciones del mercado.

El grupo automovilístico italiano  registró unas pérdidas netas de 590 millones de euros en el primer semestre del año, frente a un beneficio de 1.073 millones en el mismo período de 2008, informó hoy la empresa, que confirmó sus previsiones para el conjunto de 2009, ejercicio que espera cerrar con una ganancia neta superior a cien millones de euros.

Tras este anuncio y la publicación ayer de sus resultados semestrales, la agencia Standard & Poor's decidió mantener bajo vigilancia negativa el 'rating' de Fiat, de cara a una eventual rebaja, por considerar "débil" su posición de liquidez.

De esta forma, la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de Fiat se mantiene por el momento en 'BB+' (calidad cuestionable), 'rating' que se sitúa en el grado especulativo, también conocido como "bonos basura".