Ferrovial, a través de su filial Grupisa, se ha adjudicado un contrato de obras de conservación y explotación de varios tramos de carreteras de la Comunidad de Madrid por un importe de 11,04 millones de euros. En virtud del contrato, promovido por la Secretaría de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, la filial de Ferrovial atenderá a casi un centenar de kilómetros de vías madrileñas. En concreto, realizará distintas obras de conservación en 61,13 kilómetros de la M-40, en 8,6 kilómetros de la M-11, así como en otros tramos de la M-13, la M-14, la M-21, la M-22 y las nacionales A-2, A-4 y A-5, entre otras, según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE).