Ferrovial registró una pérdida neta de 164,5 millones de euros en el primer semestre de 2010, lo que supone recortar en un 41% los 'números rojos' de 278,2 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, informó el grupo de construcción, servicios y concesiones.
La compañía que preside Rafael del Pino atribuye el resultado a las ventas de activos cerradas en 2009, entre las que destaca el aeropuerto londinense de Gatwick; al efecto de los tipos de cambio y a los ajustes de valor realizados.

La cifra de negocio cayó un 2,7% entre los pasados meses de enero y junio, hasta situarse en 5.766 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 1.178,2 millones de euros, un 2,5% menos.

En caso de excluir los referidos efectos del tipo de cambio de divisa, las ventas arrojan un aumento del 0,3% y el resultado operativo progresa un 3%.

Ferrovial registró una diferente evolución en el tráfico de sus autopistas, en el número de viajeros de los aeropuertos y en la actividad constructora en los distintos mercados en que está presente, "como reflejo de la distinta intensidad de la recuperación económica mundial en función de las diferentes áreas geográficas".

No obstante, los dos principales activos de la compañía registraron datos positivos. La autopista 407 ETR de Canadá elevó un 6% el tráfico y el aeropuerto de Heathrow redujo un 3,5% el número de pasajeros, frente a la media del 5,1% de los aeródromos británicos. En caso de excluir el impacto de factores excepcionales (la nube volcánica y la huelga de BA) el tráfico crece un 3%.

En el capítulo financiero, a cierre del pasado mes de junio Ferrovial soportaba una deuda financiera neta consolidada de 24.484 millones de euros, importe un 10% superior al de finales de 2009. No obstante, el grupo redujo en un 21% la deuda corporativa (la atribuida a la matriz y no asociada a proyectos concretos), hasta 922 millones, gracias a la venta de activos y la generación de caja.

RECORD DE CARTERA DE OBRA INTERNACIONAL.

Por áreas de negocio, la de construcción se contrajo un 5,2%, hasta facturar 2.048,9 millones de euros. El "fuerte" crecimiento del 13% registrado en la actividad constructora internacional, "mitigó" la caída del 22% registrada en el mercado doméstico.

En este sentido, destaca el récord de la cartera de obra pendiente de ejecutar en el exterior, que tras crecer un 60%, cerró junio en 7.429 millones de euros. Así, casi duplica la de 4.014 millones de euros del mercado doméstico, que además cae un 4,1%.

El grupo tiene dos contratos entre los 32 que el Ministerio de Fomento anulará y "varios" aún por concretar entre los 200 que aplazará por las restricciones presupuestarias.

No obstante, el mayor descenso de ingresos se registró en la rama de aeropuertos, con 1.281 millones, un 12,4% menos que en el primer semestre de 2009.

De su lado, la división de autopistas facturó 487,9 millones, un 3,1% menos, mientras que, por contra, la de servicios progresó un 5,1% (1.896,5 millones). Ferrovial también cerró junio con un máximo histórico en su cartera de contratos de servicios, que alcanzó los 11.427 millones.