La gestora de aeropuertos británica BAA, propiedad de la constructora española Ferrovial, negocia la venta de su filial inmobiliaria BAA Lynton y del fondo inmobiliario Airport Property Partnership (APP) por casi 1.800 millones de euros. Varias fuentes locales británicas aseguran que dos de los mayores promotores industriales británicos, Segro y Brixton, han mostrado interés en comprar los activos a la venta, mientras que otro posible pujador es el promotor Macquarie Goodman. Las acciones de Ferrovial han terminado la jornada sin cambios, en los 78,5 euros por acción.
La noticia apareció en los quioscos londinenses vestida de rumor, pero pronto se confirmaría. El grupo Ferrovial ha recnocido que está en conversaciones para vender BAA Lynton, la división inmobiliaria del gestor aeropuertuario británico BAA y el 50% que controla en Airport Property Partnership, el fondo inmobiliario que constituyó en febrero de 2005 jnto a la gestora Morley Fund Management. El fondo Airport Property Partnership, propietario de almacenes y oficinas en los alrededores de varios aeropuertos británicos, entre ellos el londinense de Heathrow, tiene una deuda de 600 millones de euros. El 80 por ciento de los almacenes y oficinas de Airport Property Partnership están en los alrededores del aeropuerto de Heathrow mientras que los restantes se encuentran próximos a los aeropuertos londinenses de Gatwick y Stansted, y al de Aberdeen (Escocia). El alquiler de almacenaje en los alrededores del aeropuerto de Heathrow, el más concurrido del mundo con 70 millones de pasajeros anuales, se ha disparado en el último medio año por el interés de inversores institucionales en los limitados espacios que hay cerca de los principales aeropuertos internacionales. De llevarse a cabo la venta de esos activos de BAA, empresa comprada a su vez por Ferrovial hace un año en una opa que la valoró en 15.000 millones de euros, se trataría de la mayor transacción de propiedades industriales en el Reino Unido en más de un año.