La compañía japonesa, filial de la corporación nipona ShinMaywa Industries, opera 'handling' de rampa y también ofrece servicios de mantenimiento en los aeropuertos de Tokio, Osaka, Nagoya y Fukuoka. Cuenta con una plantilla de 170 empleados y resgitra unos ingresos anuales de cerca de 11 millones de francos suizos (7 millones de euros). La operación, cerrada el pasado lunes, se engloba en la expansión de Swissport en el sector de transporte aéreo de la región Asia-Pacífico y se produce tras recientes compras realizadas en Filipinas, Corea del Sur y Singapur.