FCC gestionará dos nuevos centros de tratamiento de residuos en Reino Unido durante un periodo de 25 años por un importe de 712 millones de euros. Las dos plantas, en las que se ha invertido 33 millones, se ponen en marcha y comienzan a operar en estos días y están ubicadas en los condados de Reading y Bracknell Forest.