El presidente de La Caixa y de la CECA, Isidre Fainé, se ha mostrado confiado en que se cumpla el calendario previsto para la salida al parqué de Caixabank, la actual Criteria. Mantiene que España no es Portugal, aunque los mercados nos 'estén mirando con lupa' por lo que no habría que 'bajar la guardia'. En cuanto al panorama nacional, afirma que 'lo lógico' es que las cajas acaben convertidas en bancos y no descarta nuevas fusiones entre distintas entidades.

En el marco de la semana de conferencias organizada por la APIE en la Universidad Menéndez Pelayo, Isidre Fainé ha reafirmado su confianza en las cajas de ahorro siempre que estén 'cotizando' y ha confirmado la salida a Bolsa de Caixabank el 1 de julio. 'Esperamos que sea así', asegura Fainé.

Hace caso omiso, por tanto, a la decisión adoptada por Rodrigo Rato acerca de retrasar la salida al parqué madrileño de su entidad. 'Rato sacará a Bankia en el momento en que lo crea oportuno. Va a ser un gran banco de España'. Todo porque la confianza de los inversores no está del lado de España y con la cancelación de Atento no parece demasiado favorable el escenario que espera a la caja catalana. 'La confianza es como el agua, cuando se pierde cuesta bastante tiempo en calentarla de nuevo', ha declarado Fainé.

En esta línea, el presidente de La Caixa afirma 'no creer en los cataclismos' y considera que 'nunca pasa nada grave' por lo que 'tampoco es para ponerse tan nervioso. En este momento hay mucha volatilidad en los mercados, pasaremos muchos momentos como los de ahora.'


8 de julio, anotado en la agenda
A falta de mayor información sobre las condiciones exigidas en los nuevos test de estrés a las entidades financieras, Isidre Fainé se posiciona, como es lógico, del lado de las cajas al asegurar que sus balances son, en todo caso, 'realistas' y emplaza a esperar a conocer 'las nuevas condiciones impuestas desde Bruselas'. Será el 8 de julio, como ha declarado el presidente de la CECA, cuando se den a conocer los nuevos puntos de las pruebas de estrés financiero.

A nivel nacional, Fainé habla de 'auténtica revolución' al referirse a la reestructuración del sistema financiero en tan sólo doce meses y no descarta nuevas fusiones próximamente, no sólo de las cajas, cuyo paso a bancos 'a largo plazo, parece lógico', sino también de los bancos que podrían protagonizar operaciones corporativas. Según el presidente, podría 'haber una concentración bancaria como la que hubo hace quince años'.


'Nos están mirando con lupa'
España no es Portugal, ni Irlanda, ni Grecia, eso está claro, aunque Isidre Fainé recomienda 'no bajar la guardia' porque aún quedan 'deberes que hacer'. El presidente de La Caixa y de la CECA asegura que, en este momento, todo 'depende de nosotros' puesto que la situación ahora 'depende de que seamos capaces de poner el déficit público en cintura, de que la reforma financiera termine bien'. Apunta a que el déficit público 'hay que corregirlo' ya que de lo contrario 'puede pasar de todo', concluye Fainé.

Por otro lado y al igual que ya declarara en la jornada de ayer el presidente de BBVA, Francisco González, Fainé considera que 'España está castigada en el sentido de la confianza' con una prima de riesgo que se encuentra en un horquilla de entre 250-260 puntos básicos y para muestra, un botón, Telefónica que 'si en lugar de estar en Madrid estuviera en otro sitio, valdría seguramente más de lo que vale ahora'.