Los fiascos anunciados atraen a los adeptos al riesgo y desafiadores de la mala suerte. Se cumple un mes desde la salida al Nasdaq de la mayor OPV del mundo, Facebook, a 38 dólares la acción. Hoy su valor es un 26% inferior, escándalo incluido en el seno de Wall Street. ¿Los retos? Siguen siendo los mismos relacionados con la cuota de publicidad online, posibles competidores y, sobre todo, la presión que para una compañía como la de Zuckerberg supone la innovación. ¿Llegará 10 dólares como vaticina algún analista? De momento, todo apunta a un porvenir mediocre. 

Y es que…¿qué se puede esperar de una sudadera? Pues todo para los embelesados por el mundo de los jóvenes creadores o casi nada desde el punto de vista de un multimillonario estadounidense. Su salida al parqué neoyorquino el pasado 18 de mayo a 38 dólares/título se ha resuelto con críticas y demandas por parte de analistas e inversores. Tal es así que el operador Nasdaq OMX recompensará a los accionistas vía creación de un fondo dotado con 40 millones de dólares de los que las empresas afectadas recibirán directamente 13,7 millones y el resto se pagará a través de compensaciones.

FACEBOOK & NASDAQ COMPOSITE, MENSUAL (FUENTE: YAHOO FINANCE)

Las primeras horas de negociación resultaron ser altamente dañinas para inversores que vieron cómo sus órdenes de negociación no se ejecutaron en el momento exacto debido a “problemas técnicos”, según alegan las autoridades del mercado. Se aceptarán, por tanto, tres tipos de órdenes de compra: aquellas con un precio de 42 dólares o inferior que no se ejecutaron, las operaciones con precio de 42 dólares o inferior que fueron ejecutadas a un precio inferior y las compras de 42 dólares que se realizaron pero no fueron confirmadas. Y eso que el Nasdaq es el índice tecnológico por excelencia…UBS es una de las entidades afectadas que ha declarado unas pérdidas de 350 millones de dólares, según anunciaba la cadena CNBC, y que exigirá responsabilidades al Nasdaq, a pesar de que posteriormente haya vendido gran parte de los títulos que tenía de la compañía.

En cierto sentido, se están cumpliendo los pronósticos de los más catastrofistas cuando apelaban a aquello de la nueva burbuja tecnológica, en recuerdo a la de las ‘punto.com’. Eric Jackson, fundador de Ironfire Capital, vaticina el fin de Facebook en el próximo quinquenio y supeditaba la compra de sus títulos a los resultados de la compañía. “Hasta que Facebook pueda demostrar a través de sus resultados financiero que es el próximo Google o Apple, lo mejor es mantenerse alejado de sus títulos". De hecho, según Jackson, su recorrido “será similar al de Yahoo”. Y se mostraba en sintonía con los analistas que apuntan a los 10 dólares como zona a la que se dirige la acción.

No obstante, el corto plazo arroja una ligera sonrisa. “Podemos observar un microsesgo alcista”, asegura Alejandro Martín, subdirector para España de Hanseatic Brokerhouse que recomienda “estar atentos” a la superación “de 28,10 dólares” dado que abriría la puerta a “un segundo impulso alcista con objetivo en los 29,40”. En todo caso y a pesar de las expectativas, la realidad aprieta tanto que arroja una desvalorización del 26% en Facebook frente a las pérdidas de un 2% del Nasdaq Composite. De momento, aguanta dentro de “un canal lateral entre 26,90 y 28,10 dólares”.

FACEBOOK INTRADÍA (FUENTE: HANSEATIC BROKERHOUSE)



Los niños, ¿la salvación de Facebook?

Esta semana la publicación Bloomberg Businessweek hacía saltar las alarmas. Facebook podría estar estudiando lanzar un servicio para pre-adolescentes que de hacerlo “podría ayudar a la compañía a captar a potenciales nuevos miembros” y que saciaría las ansias de los inversores que consideran “excesivamente lento” el crecimiento de la red social según número de usuarios. “¿Qué es lo siguiente?”, se pregunta indignado James Steyer, ejecutivo en jefe de Common Common Sense Media, un bufete de abogados dedicado a la infancia, que no cree capaz a la red social de controlar ni garantizar la seguridad de “los menores de 13 años”.

Algo tendrá que hacer desde luego a tenor de las informaciones que apuntan a que Samsung podría estar cocinando una red social para sacarle los colores a Marck Zuckerberg. The Korea Times publicaba esta semana un amplio análisis sobre los últimos movimientos de la compañía de móviles y sus planes futuros pese a que reconocía que “Corea del Sur no parece un lugar apetecible para que nazca un rival legítimo para Facebook”, aunque hay que reconocer que “pronto o tarde será vulnerable por algo mejor” y “la penetración global de Facebook no puede ser ignorada”.

Javier Flores, responsable del Servicio de Estudios y Análisis de ASINVER, cree de hecho que “Zuckerberg está menos comprometido con el desarrollo de nuevos conceptos” y no hay que olvidar que si hay una empresa que se nutre de las expectativas del mercado, esa es Facebook. “Algo ha dejado de pasar” en la compañía, afirma el analista.

Uno de los mayores problemas de Facebook es precisamente su fortaleza. Con casi 1.000 millones de usuarios, el “56% de sus ingresos proceden la publicidad online”. Pero cualquier campo es limitado y la cuota de mercado que abarca la tecnológica de Silicon Valley supera el 60% del total con lo que el recorrido restante se atisba complejo. Según cálculos de ASINVER, cerca de la mitad de los usuarios de la red social se conecta a ésta vía móvil donde las posibilidades de implantar anuncios son mucho más reducidas, a pesar de ser “una de las aplicaciones para smartphones más descargadas”. En este sentido, los 17.600 millones de dólares en ventas de publicidad prometidos para el año 2015 resultan demasiado “ambiciosos”.

Flores asegura que “Apple y Google, que dominan el entorno móvil, no parece que vayan a ponérselo fácil” con lo que es probable que su ritmo de crecimiento se ralentice a un ritmo desorbitado.