El precio de Exxon Mobil genera síntomas peligrosos.

Lleva varios días cotizando habiendo perdido la directriz alcista principal de tendencia desde 2011, fabricando un soporte en 87,65 dólares, por lo que habríamos de fijarnos en su respeto; su pérdida técnicamente le facilita caídas adicionales a niveles de 83 dólares. El comportamiento del sector energético con respecto al S&P500 en las últimas subidas viene siendo idéntico, lo cual muestra cierta debilidad en un sector tradicionalmente poderoso en las mismas, como podemos apreciar en el gráfico de la evolución del ratio comentado.

Recomendación: VENDER DEBAJO 87,65 dólares