La mayor petrolera del mundo, Exxon Mobil, ha puesto en venta todos sus activos en Argentina, donde controla el 12 por ciento del mercado local de combustibles, y ha pedido por sus refinerías y estaciones de servicio 200 millones de dólares (casi 147 millones de euros). La transacción está siendo dirigida por el banco J.P. Morgan, que al parecer ya ha comenzado a buscar compradores para la refinería que tiene la petrolera estadounidense en la localidad bonaerense de Campana, así como las 90 estaciones de servicio propias y la red con más de 500 bocas franquiciadas.