Lo que comenzó con una semana alcista, con el oro habiendo superado su resistencia y cotizando en los 1750 $ la onza, fue ensombrecido por una caída del metal amarillo a mitad de semana.
La semana comenzó ligeramente por debajo de donde acabó la semana pasada. Tras la subida del viernes, el oro cedió algo de suelo cayendo de su máximo cierre en siete semanas.

Los mercados estaban muy pendientes de la posibilidad de un acuerdo por parte del Eurogrupo sobre la deuda Grecia. El martes, ya conocido el acuerdo que los ministros de Economía y Finanzas para reestructurar la deuda griega y hacerla sostenible, el euro subió pero no se sostuvo y lo mismo ocurrió con el oro. Parece que los mercados no quedaron demasiado impresionados por dicho acuerdo.

Sin embargo, el miércoles, a la hora de la apertura del Comex en Nueva York, se produjo un retroceso bastante acusado del precio del oro que los analistas explican por la ejecución de una gran orden de venta de oro (se rumorea que alrededor de 35.000 contratos) provocando una caída del 1,3% en menos de cinco minutos. A pesar del desplome, el oro no rompió la barrera de los 1705 $ que se ha convertido en un referente para los alcistas. Durante la jornada, el volumen de trading de oro registrado en el Comex, se duplicó y el número de usuarios de BullionVault que añadieron oro a sus reservas se triplicó, aprovechando el mejor precio del metal en comparación con el día anterior.

La jornada del jueves permitió una ligera recuperación del oro contra el dólar, que cotizó en torno a los 1725 $ la onza. Por su parte el precio del oro contra el euro cotizó lateralmente en torno a los 1330 € la onza tras el desplome sufrido el día anterior donde llegó a alcanzar los 1348 € la onza.
La plata, sin embargo, consiguió un rebote mayor, situándose por encima de su nivel antes de la caída del miércoles, tanto contra el dólar como contra el euro.

El Fix del viernes por la tarde del oro lo situó en 1726 $ la onza, lo que refleja una caída del 0,49% con respecto el Fix de la semana anterior. Contra el euro el fix fue de 1326 € (42.653 € el kilo), reflejando una caída del 1,3%. Tras el fix, el oro comenzó a caer contra las dos divisas.






El Fix de la tarde del viernes para la plata situó al metal en 26,35 $ la onza, lo que refleja una revalorización semanal del 2,6%. En cuanto a la plata contra el euro el Fix fue de 26,35 € la onza (847 € el kilo), un 1,78% por encima del fix de la semana pasada. Como el oro, la plata también cayó durante la tarde, después del Fix.