Hasta mitad de semana el precio del oro estuvo cotizando a la baja, llegando incluso a rebasar la barrera de los 1700 $, nivel psicológico de soporte a corto plazo.
El miércoles, se supo que el Banco Central de Corea del Sur había comprado 14 toneladas de oro durante el mes de noviembre. El precio del oro subió, recuperando pérdidas acumuladas el día anterior recuperó los 1700 $ pero hacia media tarde en la sesión de Londres, cayó alcanzando su nivel más bajo en un mes (1685 $ la onza). El oro siguió presionado durante la sesión asiática tras la publicación del informe de previsiones de Goldman Sachs en el que se recortaba la predicción para el oro hasta los 1800 $ para 2013.

El jueves y, a pesar de que Grecia hizo pública su oferta de recompra de bonos, permitiendo así desbloquear un nuevo tramo de ayuda, la agencia Standard & Poor’s declaró al país heleno en suspensión de pagos parcial al considerar que los inversores recibirán un importe inferior al originalmente comprometido. Se prevé que para el 17 de diciembre, la compra de la deuda de Grecia se habrá completado y S&P reconsidere elevar la nota a su nivel anterior (CCC).

El jueves por la tarde, el Banco Central Europeo anunció que había decidido mantener los tipos de interés en el 0,75%$, algo que no sorprendió a los mercados. Sin embargo, el euro cayó fuertemente contra el dólar tras los comentarios del presidente del BCE Mario Draghi en los que manifestaba que se prevé que la debilidad económica “se extienda al año que viene".

El precio del oro en euros volvió a sobrepasar los 1300 € la onza (41.900 € el kilo) tras los comentarios y continuó con subidas durante la sesión asiática y la mañana del viernes en Londres.

El viernes se publicaron los datos sobre empleo no agrícola de Estados Unidos. La cifra ha sido mejor de lo esperado con 146.000 empleos creados (se esperaban 85.000). El paro bajó en noviembre dos décimas, hasta el 7,7%. Se trata de la tasa más baja desde diciembre de 2008.

Tras conocerse estos datos, el oro experiment’o caídas contra todas las divisas, especialmente contra el dólar, pero rebotó a su nivel de antes de la publicación en media hora, llegando incluso a superar los 1700 $ de nuevo.

El Fix de la tarde del viernes para el oro fijó el precio en 1701,50 $ la onza, reflejando una caída semanal del 1,42 %.
Contra el euro, la caída semanal con respecto a los precios del Fix de la tarde fue del 0.62 %.




El Fix de la tarde del viernes para la plata fijó el precio en 32,85 $ la onza, reflejando una caída semanal de más del 4%.

También contra el euro, la plata sufrió una menor caída siendo esta del 3,60 % con respecto al precio de su Fix el viernes pasado.