El resultado neto de Europac fue de 19,6 millones de euros, frente a los 2 millones negativos del primer trimestre del ejercicio anterior.

Los resultados del primer trimestre de Europac están afectados por la adquisición de los activos de la instalación de SCA en Gasny. El EBITDA recurrente de Europac ha sido de 29,4 millones de euros, un 161,4% más que en el primer trimestre de 2010 y un 3,4% más que en el último trimestre del pasado ejercicio.

Hay que tener en cuenta que el pasado 1 de enero Europac adquirió los activos de la planta de SCA en Gasny y asumió los pasivos asociados al personal de la fábrica, que conforman Europac Cartonnerie Val de Seine (ECVdS). De acuerdo con la NIIF 3, de obligado cumplimiento, la compañía ha valorado dichos activos y pasivos al valor de mercado a fecha de adquisición. Como resultado de esta operación se ha registrado un fondo de comercio negativo (badwill) que  corresponde a la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de mercado de los activos y pasivos mencionados, y una provisión para cubrir posibles deterioros de activos a lo largo del ejercicio. En consecuencia, se ha generado un ingreso neto por un importe de 14,2 millones de euros representativo de la creación de valor de esta transacción para la compañía.

Por otra parte, el resultado neto ha sido de 19,6 millones de euros frente a los 2 millones negativos del primer trimestre de 2010, mientras que las ventas agregadas han alcanzado la cifra de 234 millones, un 32,6% más que hace un año.

Esta mejora de los resultados responde a la consolidación de las subidas de precio de los papeles reciclado y kraftliner aplicadas en 2010 y principios de 2011 que, a pesar de las subidas de materias primas y costes energéticos, han permitido una cierta recuperación de márgenes. La aportación de los nuevos ciclos combinados de Dueñas (Palencia) y Viana do Castelo (Portugal), que funcionan a plena capacidad desde julio y noviembre de 2010, respectivamente, y la buena evolución del proyecto Europac Recicla también han contribuido a mejorar la cuenta de explotación de la compañía, así como la continuación de las políticas de productividad y de reducción de costes.