El cierre temporal del espacio aéreo de Irlanda y una parte de Reino Unido esta mañana afectó a unos 150 vuelos, según datos de la agencia para el control del espacio aéreo europeo (Eurocontrol), que confirmó que a primera hora de la tarde ya "no hay espacio aéreo cerrado en Europa" a causa de las cenizas volcánicas procedentes de Islandia. La agencia europea calcula que este martes se registraron "aproximadamente 28.000 vuelos" en el cielo europeo, lo que supone una cifra acorde con los niveles "normales". El cese del tráfico aéreo afectó entre las 8.00 y 14.00 horas CET a la República de Irlanda, Irlanda del Norte y algunas islas del oeste de Escocia y provocó la cancelación de unos 150 vuelos, según un comunicado de Eurocontrol.