Cierto alivio respecto al rescate de Chipre ha facilitado rebotes en la renta variable y en la deuda soberana periférica europeas. La continuidad inmediata de los rebotes se mantiene amenazada por la incertidumbre económica, política y financiera, sobre todo en Europa. 
 

El Euro continúa lastrado en su cruce con el dólar y ahora mismo son noticia una serie de drivers fundamentales especialmente en lo que se refiere a la mejor situación económica EEUU vs Europa, que a priori descuentan el inicio de un nuevo ciclo alcista a favor del billete verde. La mejora del déficit energético en EEUU y la correlación positiva del dólar los con los activos de riesgo globales han contribuido a la apreciación del dólar los últimos dos meses. A pesar de esto, técnicamente seguimos apostando por la recuperación del Euro e insistimos que estamos en una pauta de consolidación pero para ello necesitamos confirmar el final de este retroceso a partir de los 1,3050.

Grafica1


Entendemos que este nivel colocaría al precio de nuevo por encima del 38% del retroceso dejando tras de si una “wick” mensual importante. Como fundamentales a favor del Euro seguimos teniendo el spread de tipos a favor de la Moneda Única, y una política monetaria mucho menos agresiva que no apuesta por bajar los tipos a cualquier precio si la situación económica e institucional en Europa finalmente se endereza.

Sin duda alguna, la perdida del bollinger y el soporte de los 1,2950 nos abre una posibilidad real de un escenario con un euro bajista pero estaremos atentos si el cruce se posiciona arriba de los 1,30. La volatilidad del cruce en consonancia con la depreciación del euro se ha colocado arriba de los 100 puntos básicos de rango diario.

EURUSD_RANGO



Recordemos que hace meses estábamos en mínimos históricos de volatilidad coincidiendo con el repunte del euro y la calma de las primas soberanas.