El euro se cotizaba el miércoles por la mañana con descensos pronunciados frente a sus contrapartes principales, a medida que los problemas vinculados a la deuda soberana de Grecia y Portugal volvían a ocasionar nerviosismo entre los inversionistas. La moneda registró un nuevo mínimo de 10 meses frente al dólar. El euro se negociaba en 1,3346 dólares frente a los 1,3496 dólares del martes por la tarde