El Banco Sabadell ha vuelto a la base del canal alcista y ahora debería rebotar al alza. La corrección que lleva acumulada desde los máximos anuales es considerable y le ha llevado a que los indicadores se acerquen mucho a la zona de sobreventa. No obstante, debemos esperar a ver la confirmación de giro alcista antes de entrar en el valor porque el valor también podría romper el canal alcista para buscar apoyo en el soporte de los 1,68 euros antes de girarse al alza.

Este hecho unido a que tenemos la media móvil de largo plazo cotizando en las inmediaciones del suelo del canal pero totalmente plana, es una clara llamada a la prudencia que nos obliga a esperar a ver el giro para participar de él.

De esta manera, solo si veo cotizaciones superiores a los 1,76 euros compraré con la intención de ver una continuidad de la reacción hasta los 1,84 euros y si los rompe ver inclusive el techo del canal, hoy casi coincidente en los máximos anuales de los 1,935 euros. Todo ello, con un stop de pérdidas inicial en los 1,68 euros.

 

 

Pero si por el contrario, no vemos una reacción alcista entonces al perder los 1,68 euros la idea es abrir posiciones cortas con objetivo 1,57 euros con posibilidad de devolver todo el impulso previo. Todo ello, con un stop inicial de pérdidas en los 1,76 euros.