Telefónica reanudó el movimiento ascendente pero solo hasta donde siempre ha acabado frenándose en la zona de sus máximos de 2000. De nuevo correcciones hasta la zona de 6,88 euros y vuelta a empezar. Sin embargo, ahora le está costando mucho volver a acercarse a esa zona.   

Comentario

En el análisis de hoy hablaremos sobre la compañía española líder en el sector de las telecomunicaciones, Telefónica. El valor marcó techo en febrero del año 2000 y con el estallido de la burbuja “Punto Com” le llevó a ver mínimos en 3,12 euros año y medio después. El rebote desde entonces fue lento pero finalmente volvió a testear sus máximos históricos en diciembre de 2007. Entonces vino la crisis financiera y la corrección le llevó de nuevo a la baja.  Concretamente hasta los 6,88 euros en octubre de 2008 fijando un importante soporte que fue testeado a finales de julio del año 2012. Desde entonces, el valor reanudó el movimiento ascendente pero solo hasta donde siempre ha acabado frenándose en la zona de sus máximos de 2000. De nuevo correcciones hasta la zona de 6,88 euros y vuelta a empezar. Sin embargo, ahora le está costando mucho volver a acercarse a esa zona.  

 Análisis

Como se puede observar en el siguiente gráfico diario, desde el verano de 2012, el valor formó un canal alcista. Sin embargo, al alcanzar la zona de los máximos históricos entorno a los 12,80 euros, el valor se giró a la baja de nuevo y al perder el canal alcista provocó que la presión vendedora aumentase y los precios bajasen hasta el soporte de los 9,40 euros y que se correspondían con la mitad de la subida desde el verano de 2012. Desde dicho nivel volvió a rebotar, pero solo para dejar un nuevo máximo decreciente e iniciar de esta manera un claro canal bajista con pautas de máximos y mínimos decrecientes.

Fue necesario un cambio de presidencia en la entidad para que se acometiese, con la ilusión que ello comportaba, la ruptura de dicho canal bajista. Sin embargo, lo único que se conseguía en un principio eran testeos a la importante resistencia de los 9,40 euros y ante la impotencia para reconquistar dicho nivel, los precios volvían a girarse. Sin embargo, al final se pudo con dicha resistencia y el valor certificó su ruptura apoyándose en dicho nivel recientemente. Sin embargo, parece que tiene problemas para marcar un nuevo máximo creciente.   

Escenario

Por tanto, teniendo en cuenta la situación del valor me plantearé una estrategia dual:

  • Alcista: Abriré posiciones alcistas si el valor logra colocarse por encima de los 10,16 euros con el objetivo de testear los recientes máximos y superarlos. Para ello, fijaré un stop de pérdidas inicial en los 9,93 euros.
  • Bajista: Abriré posiciones bajistas si el valor no puede colocarse por encima de los 10,16 euros y termina perdiendo los 9,93 puntos con el objetivo de volver a testear el ahora soporte de los 9,40 euros. Para ello, fijaré un stop de pérdidas inicial en los 10,16 euros.