La huella de la crisis se acentúa y eleva al 8,3% la tasa de paro de mayor economía del mundo durante febrero, la más alta desde 1983 años. Este dato ha estado muy por encima del 7,9% esperado. Asimismo, la destrucción de empleo del mes de febrero alcanzó los 651.000 puestos de trabajo.