España encabeza, junto con Canadá y Estados Unidos, la lista de los países con precios más altos en llamadas de telefonía móvil, según el último informe sobre telecomunicaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Por el contrario, Finlandia, los Países Bajos y Suecia se posicionan como los países con los precios más bajos en el segmento de llamadas móviles.