El consumo de energía primaria previsto para 2016 provocará un crecimiento notable de las energías renovables, cuyo consumo aumentará del 7,6% actual al 16% en los próximos siete años, según explicó hoy el subdirector general de Planificación Energética y Seguimiento del Ministerio de Industria, Francisco Joaquín Maciá Tomás. Maciá añadió que habrá un ligero descenso de otras energías convencionales como el petróleo, el carbón o el gas. Sostuvo que el de carbón bajará de un 9,8% actual al 8,7% entonces; el gas natural pasará del 24,2% al 23%; la energía nuclear, del 10,7% al 10,5% y el petróleo será el que experimentará una mayor caída, hasta el 41,8% en 2016 frente al 47,6% actual. En cuanto al mix en la energía final, se prevé un crecimiento de las energías renovables, de la electricidad y del gas, mientras que el carbón se mantendrá y bajarán los productos petrolíferos, aunque continuarán siendo el principal vector de consumo energético.