El Gobierno de España dijo el viernes que pretende facilitar la financiación privada de los proyectos de infraestructuras, con el objetivo de captar mayor liquidez y dar un impulso a su plan de inversiones. El consejo de ministros aprobó un proyecto de ley con el que pretende ampliar la concesión de avales públicos a cualquier forma de endeudamiento de las compañías concesionarias. Hasta ahora, las concesionarias sólo pueden recibir avales para sus emisiones de obligaciones. El plan extraordinario de inversiones del Ministerio de Fomento tiene previsto movilizar unos recursos de 15.000 millones en la presente legislatura,pero el Gobierno se está encontrando hasta ahora con problemas para involucrar al sector privado.