La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, dijo hoy, a su llegada al Consejo de Ministros de Transportes, que España seguirá manteniendo su oposición a la tasa medioambiental para camiones. "España está en contra de una nueva ampliación de la euroviñeta", recordó Alvarez y afirmó que la delegación española seguirá oponiéndose por los mismos argumentos que ha alegado en otras ocasiones. España se opone frontalmente a la propuesta porque considera que perjudica a sus transportistas frente a los centroeuropeos, que recorren distancias más cortas y, en consecuencia, pagarían tasas menores. Asimismo, no comprende que se responsabilice en exclusiva a los camiones de la congestión en las carreteras europeas cuando sólo son responsables del 20% del volumen total, mientras que no se habla de imponer ningún gravamen a otros vehículos, como por ejemplo a los turismos.