España defenderá esta semana ante sus colegas europeos dotarse de medidas que estimulen el cumplimiento de los objetivos de la futura estrategia europea para el crecimiento y la creación de empleo, pero descarta por el momento plantear "medidas concretas" para exigir el logro de esas metas, precisó hoy el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido. En un encuentro con medios de comunicación, López Garrido indicó que los Veintisiete tendrán oportunidad de iniciar los debates en torno a la Estrategia Europa 2020 --el plan para los próximos diez años que sustituirá a la fallida Agenda de Lisboa y que deberá aprobarse bajo presidencia española-- en el encuentro que sus ministros para Europa celebrarán desde hoy y hasta el jueves en La Granja (Segovia). El debate sobre la revisión de la Agenda de Lisboa y la voluntad de España de avanzar hacia un gobierno económico en la UE ha sido objeto de polémica en el arranque de la presidencia de turno española después de que el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendiera en un encuentro con representantes de la prensa europea que el nuevo programa económico "incluya medidas que actúen como incentivo y, si resulta aconsejable, medidas correctivas por lo que se refiere a los objetivos fijados en nuestras políticas económicas".