El rescate de Grecia ha elevado la deuda total de la que España es acreedora a 10.870 millones de euros hasta el mes de agosto, lo que supone un incremento del 27% en comparación con la cifra registrada al cierre de 2009,

Al cierre de 2009, la deuda de otros países con España se situó en 8.567,76 millones, lo que supone un incremento del 0,96% en comparación con la deuda registrada en 2008, por lo que el 'stock' de deuda también se mantuvo relativamente estable el año pasado en términos absolutos, aunque se registraron cambios significativos en función de los países.