La economía española ejemplifica mejor que ningún otro país de la eurozona tanto las grandes ventajas como los potenciales efectos negativos de la moneda común europea con una economía todavía en contracción, mientras que varios de sus socios europeos dan muestras de recuperación, según afirma el diario 'The Wall Street Journal'. El periódico augura que sin "dolorosas reformas" países como España, Grecia, Italia y Portugal parecen abocados a años de escaso crecimiento, lo que dificultará aún más el pago de sus deudas, aunque por el momento "ningún miembro de la zona euro corre el riesgo de no poder hacer frente a sus obligaciones". No obstante, los economistas consultados advierten de que existe el riesgo de una crisis de deuda pública en el seno de la eurozona si se acumulan varios años de estancamiento económico.