La compañía se desploma un 6% tras la presentación de resultados de 2018, a pesar de obtener un 2% más de beneficio neto que en el mismo periodo del pasado año

 Según informa la CNMV,Ercros atribuye el incremento de los beneficios a “la fortaleza de la mayoría de nuestros mercados, que es especialmente destacable en el caso de la sosa cáustica”, que acumula una escalada de precios del 75,5%.

El EBITDA de la compañía ascendió a los 19 millones de euros, lo que supone un aumento de más de 6 puntos porcentuales con respecto al año anterior. Al término del primer trimestre, la deuda financiera neta se ha situado en los 98,8 millones de euros.

La compañía prevé mantener la solidez de la demanda así como la contención de los precios de suministro y aprovisionamientos gracias a las nuevas plataformas de producción que se espera que estén ya totalmente operativas.

En los próximos días, la Sociedad va a completar la recompra de acciones propias correspondiente al pay-out de 2017, hasta alcanzar un importe de 10,02 millones de euros, que junto con el dividendo propuesto, equivale al 35% de los 44,49 millones de euros de beneficio del año 2017. El Consejo de Administración propondrá a la próxima junta general ordinaria la amortización de estas acciones, así como el pago del citado dividendo.