De forma muy parecida a la que expusimos el pasado miércoles en RWE (comunes y preferentes), EON ha alcanzado en proximidades de 10 euros una zona clave.

Este nivel encuentra la confluencia del paso de la directriz bajista desde los máximos de 2007, de un antiguo soporte –ahora resistencia- (años 2011 y 2013) y del precio objetivo del consenso de analistas.

La escalada desde los mínimos de finales de 2016 encuentra soporte a corto plazo en el paso de su directriz alcista en 8,5 euros.

 

 

Recomendación: VENTA PARCIAL