Estudiamos dos gráficos de ENI, que aparenta potencial alcista adicional:

En el corto plazo culmina la ruptura de la resistencia en 16,6 euros, la cual venía pesando desde finales de abril. Al hacerlo, completa una formación alcista de hombro-cabeza-hombro invertido. Esta formación proyecta el precio a niveles de 18,1 euros, donde el valor marcó sus últimos máximos relevantes en marzo. En caso de producirse consolidaciones tendría soporte en la resistencia rota, 16,6 euros y más abajo en el hueco alcista abierto entre 16,1 y 16,3 euros.




En escala semanal se aprecian los indicadores en cierto proceso de compresión. Lo cual podría venir de la mano de un proceso lateral o correctivo en el medio plazo, máxime si tenemos en cuenta que los niveles de 18,5 euros representan la parte alta de un gran canal alcista iniciado en 2009.




Si bien el movimiento alcista podría extenderse en próximas semanas, con sus correcciones, a los niveles comentados, aconsejaríamos vender a la llegada a los mismos al menos parcialmente.

Recomendación: VENTA PARCIAL ENCIMA DE 18 euros.