Fulvio Conti, consejero delegado de Enel ha señalado en una entrevista a Dow Jones Newswires que la empresa está negociando con agencias de calificación para intentar mantener su calificación de "A" tras endeudarse para comprar Endesa, y añadió que la empresa "sentiría" que su nota fuese reducida. La deuda neta de Enel creció hasta 55.800 millones de euros a finales de diciembre -cifra casi cinco veces superior a la que registraba en el mismo periodo de 2006- después de la compra conjunta de la española Endesa el año pasado.