El grupo eléctrico italiano cerró el año con un resultado bruto de explotación de 17.480 millones de euros, un 6,8% más que el año anterior.

El accionista mayoritario de Endesa acabó obtuvo en 2010 un beneficio neto de 4.405 millones de euros, un 21,4% menos que el ejercicio anterior. Mientras que aumentó el resultado neto de explotación (EBIT) un 2%, hasta los 11.258 millones de euros,

Los ingresos de Enel ascendieron a 73.377 millones de euros, lo que significa un aumento del 14,0 % frente a los 64.362 millones del año anterior.