La italiana Enel podría vender su red de gas natural para recortar su elevada deuda, que asciende a 55.800 millones de euros después de la adquisición en España de Endesa junto a Acciona y de otras compras llevadas a cabo en Rusia. Bloomberg, que cita a una fuente anónima, asegura que la venta de la red le reportaría a la empresa transalpina unos 2.000 millones de euros. Enel conservaría los clientes de su red de gas natural.