Endesa ha recibido de la eléctrica brasileña Cemig, controlada por el Estado de Minas Gerais (Sureste), sendas ofertas con un valor total de 3.000 millones de reales (1.150 millones de euros) por sus eléctricas Ampla y Coelce. La pasada semana, el propio gobernador de Minas Gerais, Aecio Neves, remitió una carta a la compañía presidida por Borja Prado en la que, sin explicitar el importe, mostraba el interés de su Gobierno por la compra de las empresas.