Endesa obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.263 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una reducción del 62,3% en comparación con el mismo periodo de 2008, informó hoy la eléctrica.
El resultado arroja no obstante un crecimiento del 7,2% en caso descontar el efecto de la venta de activos. El beneficio del primer semestre de 2008 incluía el resultado de la venta de activos a E.ON por 4.872 millones, mientras que el de la primera mitad de 2009 contempla los vendidos a Acciona por 1.003 millones.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3.736 millones hasta junio, lo que supone un aumento del 7,1%. De su lado, los ingresos sumaron 11.164 millones de euros, un 1,8% menos en comparación con los seis primeros meses de 2008, fundamentalmente por la disminución de generación de electricidad.


Por regiones, España y Portugal obtuvieron un beneficio de 1.976 millones, un 49% más que en el primer semestre del año pasado, y aportaron el 87% del resultado neto final. El negocio en Iberoamérica ganó 280 millones, un 20%, más, y supuso el 12,4% del resultado.

   El incremento en las ganancias en estas dos regiones quedó compensado con una caída del 99% en el beneficio de la actividad internacional, que apenas alcanzó los 7 millones de euros y que, en la actualidad, sólo supone el 0,3% del resultado de la eléctrica.

   La generación de electricidad ascendió a 70.400 gigavatios hora (GWh), un 4,1% menos que en el primer semestre del año pasado, mientras que las ventas de electricidad se situaron en 83.938 GWh, un 3,2% menos. Endesa atribuye estos descensos a la caída de la demanda, sobre todo en España.

   No obstante, el descenso en la demanda vino asociado a una caída del 9,2% en los costes provocado, en su mayor parte, por el abaratamiento de los combustibles y la menor producción térmica en el periodo. El gasto financiero neto se situó en 590 millones, un 11,3% más.

   El beneficio de explotación (Ebit) ascendió a 2.708 millones, un 1% más. El Ebit aumentó menos que el Ebitda debido a una que la segunda variable recoge 221 millones correspondiente a amortizaciones relacionados, en buena parte, con el proceso de ventas de activos a Acciona.


VENTAS DE ACTIVOS E INVERSIONES.

   Los resultados relacionados con las ventas de activos se situaron en 1.229 millones, después de que el grupo acometiera la venta de 1.947 megavatios (MW) de renovables a Endesa, en una operación que le procuró unas plusvalías de 1.203 millones,

   Los recursos generados por las operaciones fueron de 2.557 millones, un 0,1% menos que el año pasado, cuando esta partida se incrementó significativamente gracias a la venta de activos a E.ON,

   Por otro lado, el grupo invirtió 1.915 millones de euros en el primer semestre, de los que 1.350 millones corresponden a inversiones materiales y otros 565 millones a inversiones financieras.

   Como parte de estas inversiones, destaca la compra en enero del 20% de los activos de generación de la irlandesa Electricity Supply Board (ESB). En concreto, Endesa compró 1.068 MW distribuidos en cuatro emplazamientos.