Endesa ganó 669 millones en el primer trimestre, un 56,4% menos que en el primer trimestre del año pasado, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la compañía.

Este resultado inferior está justificado porque las cuentas del año pasado incluían 881 millones en plusvalías por el traspaso de sus renovables en el holding Enel Green Power. Sin embargo, de no tenerse en cuenta esos extraordinarios generados por la operación realizada por su matriz, la italiana Enel, el resultado neto de Endesa aumenta un 4,9% en el primer trimestre. 

El Ebitda del primer trimestre también reflejó el impacto de esas plusvalías al caer un 5,5%, hasta 1.775 millones de euros.

La mayor parte de sus ingresos vinieron de España y Portugal (que incluyen los escasos negocios que le mantiene en Europa y Marruecos), regiones que aportaron un 78,3% del beneficio neto, en total, 524 millones, mientras que Latinoamérica contribuyó con 145 millones de euros.

En España, los ingresos aumentaron un 5,6%, hasta 5.922 millones, gracias al incremento de los precios de la energía.