Endesa ratificó el martes un plan estratégico que contempla inversiones por 13.500 millones de euros (19.100 millones de dólares) hasta el 2013 y sinergias por 800 millones de euros al 2012, pese a las dificultades derivadas de la crisis económica mundial. El programa está orientado a un crecimiento orgánico de la compañía y su integración con su nueva controladora, la italiana Enel. Además, busca mantener la salud financiera de Endesa y reforzarla en los mercados en los que está presente.