La junta general de accionistas de Ence ha aprobado el reparto el 9 de mayo de un dividendo bruto de 0,1 euros por acción, así como reelegir a cinco consejeros y nombrar como nuevo vocal al consejero delegado de la compañía, Ignacio Colmenares.
 El reparto del dividendo se produce después de que Ence lograra en 2010 el mejor resultado de su historia y equivale a un 40% de los beneficios del ejercicio, de 82,8 millones de euros. En su discurso ante los accionistas, el presidente de la empresa, Juan Luis Arregui, ha asegurado que el máximo aprovechamiento de los recursos forestales tiene menos impacto ambiental, aporta más ingresos y genera más empleo y riqueza en el entorno.

Por su parte, el consejero delegado de la compañía, Ignacio Colmenares, ha confirmado el objetivo de promoción en tres años de nueve proyectos de centrales de generación de energía renovable con biomasa.