Un nuevo gasoducto funcionando y mejores expectativas para los accionistas. Enagás adelanta que para 2013 podría elevar la retribucción a sus accionistas si se produce "un decenso en los compromisos anuales de inversión".

Enagás cree que el nuevo gasoducto entre España y Argelia, Medgaz, podría empezar a funcionar a "mediados o finales" de marzo y adelanta que a partir de 2013 el grupo podría replantearse su política de dividendos y elevar el `pay out´ si se produce, como está previsto, un descenso en los compromisos anuales de inversión.

En una conferencia con analistas, el presidente del gestor técnico del sistema gasista, Antonio Llardén, explicó que, pese al efecto "positivo" de Medgaz, no está previsto "a corto plazo" que el tubo alcance durante al menos un año su capacidad del 100%, de 8 bcm (8.000 millones de metros cúbicos) de gas.