Enagás ha cerrado el primer semestre con un beneficio de 269,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 25,6% respecto al mismo periodo del año pasado. Sin tener en cuenta la consolidación de GNL Quintero, el crecimiento stand alone sería del 1,6%.

269,1 millones de euros ha ganado Enagás a cierre de junio, un 25,6% más respecto a los seis primeros meses de 2016. El grupo matiza que sin tener en cuenta los efectos contables de la consolidación de GNL Quintero, por importe de 51,5 millones de euros, el crecimiento del beneficio después de impuestos (BDI) stand alone ascendería al 1,6%.

Por su parte, los ingresos totales se han incrementado en un 13,4%, hasta alcanzar los 688 millones de euros. Mientras que el Ebitda ha sido de 536,2 millones de euros, un 12,4% más; y el Ebit ha crecido un 10%, hasta los 361,9 millones.

Vea también: Telefónica: actualización del análisis

El FFO (Funds from Operations) al final del primer semestre de 2017 ha aumentado hasta los 481,2 millones de euros, un 16,1% superior al del mismo periodo del ejercicio 2016, por el mayor cobro de dividendos de nuestras filiales, 84,5 millones de euros, y por el efecto de la consolidación global de Quintero desde el 1 de enero.

El OCF (Cash Flow Operativo) alcanza 604,9 millones de euros, un 55,7% superior, debido fundamentalmente a una evolución más favorable del capital circulante consecuencia de la mayor facturación del Sistema Gasista por el incremento de la demanda de gas en España.

Las partidas más importantes que se incluyen son la salida de caja por el pago de las garantías aportadas en Gasoducto Sur Peruano por importe de 213 millones de euros y 84,8 millones de euros de inversión en curso en TAP, el incremento de participación en la sociedad COGA por importe de 8,2 millones de euros y la venta de un 15% del capital de GNL Quintero a ENAP por un importe de 140,6 millones de euros.

Vea también: Subida libre gracias a unos tipos bajos

El endeudamiento financiero neto de la Enagás stand alone al finalizar el primer semestre de 2017 asciende a 4.482,5 millones de euros, lo que supone un ratio de FFO (12 últimos meses)/Deuda Neta del 17,2%. Incluyendo la deuda neta de GNL Quintero (694,6 millones de euros), la deuda neta se sitúa en 5.177,1 millones de euros. El coste financiero medio neto stand alone se situó en el 2,3%. Si consideramos el efecto de la consolidación de GNL Quintero el coste financiero medio neto asciende a 2,8%.

La demanda de gas natural del mercado nacional alcanzó 169.075,5 GWh, un 6,5% superior a la alcanzada a 30 de junio de 2016.

El pasado 5 de julio, la compañía abonó 0,834 euros brutos por acción en concepto de dividendo complementario del ejercicio 2016. Este pago supone un reparto de un dividendo bruto de 1,39 euros por acción con cargo al ejercicio 2016.

Vea también: Construcción e infraestructuras: invertir para un repunte del capex

Técnicamente, los Indicadores premium de Estrategias de inversión sitúan al valor en fase de consolidación, con una puntuación de 6 sobre 10. La tendencia a largo plazo es alcista, aunque bajista a medio. El momento total rápido es negativo y el volumen a largo decreciente. Con todo, la volatildiad es decreciente en todos los plazos.

Vea también: Los bancos siguen mostrando fortaleza