Las acciones de Enagás caen hoy en bolsa después de que los expertos de Deutsche Bank hayan reducido la recomendación de la gestora de gaseoductos españoles desde comprar hasta mantener.

Enagás se ha convertido en la compañía que más cae dentro del Ibex 35 después de esta decisión de los analistas del banco alemán. No se trata de los primeros analistas que degradan a Enagás, la semana pasada fueron los de BNP Paribas, que el pasado viernes situaron la apuesta por la empresa en neutral desde sobreponderar.

En Deutsche Bank afirman que aunque la rentabilidad por dividendo de la empreas es atractiva -6%-, “no será suficiente para contrarrestar las dudas de los inversores sobre la rentabilidad ascendente de los bonos y la mayor inflación. Los inversores están demandando generalmente una prima de riesgo mayor para las acciones, lo que provoca una mayor tasa de descuento a la hora de analizar los flujos de caja regulados. El escenario de una inflación ascendente es también un temor, ya que el retorno de Enagás es nominal, más que real, lo cual no proporciona protección contra la inflación", señalan en la entidad.

Además, los analistas de Deutsche Bank han rebajado el precio objetivo desde 27 hasta 26 euros por acción.  A estos niveles, el potencial de las acciones de la compañía para la firma es de poco más de un 10% desde el nivel actual.

Precisamente, ayer la agencia de calificación crediticia de Standard & Poor’s  mantuvo el rating de la deuda a largo plazo de la empresa en “A-“ con perspectiva estable.

Para los expertos de Link Securities, se trata de una noticia positiva para Red Eléctrica, “ya que mantiene su rating un escalón por encima del soberano de España”.

Enagás recibe estas noticias en fase de consolidación, según los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión, que le otorgan siete puntos de los diez posibles.

Enagás