El presidente de Enagás, Antonio Llardén, anunció hoy que el gestor técnico del sistema gasista invertirá 377 millones de euros en la construcción de la nueva planta de regasificación del puerto de El Musel, en Gijón. Este dinero se dedicará a la construcción de la planta, cuyas obras durarán tres años, y a los tramos del gaseoducto entre El Musel y Llanera y la parte asturiana Llanera-Treto.
Las obras empezarán la próxima semana, con la cimentación y estabilización de la plataforma, para construir los dos tanques.

Llardén justificó su instalación en El Musel, para reforzar la autonomía energética, diversificar el origen de la energía y el hecho de que todas las existentes en España trabajan en red para garantizar el suministro en caso de posible fallo en algún lugar.