La farmacéutica Eli Lilly recortará sobre 5.500 empleos, o el 14% de su plantilla, y acometerá más reestructuraciones para ahorrarse 1.000 millones de dólares en costes, dijo la compañía.