El fabricante de electrodomésticos Electrolux ha registrado un beneficio neto de 119 millones de dólares durante el tercer trimestre del año, lo que supon un 73% más respecto a igual periodo de un año antes, después de que la firma acometiera el cierre de varias plantas en el este de Europa para trasladar parte de su producción a China y Polonia.