Elecnor obtuvo en el primer semestre de 2017 un beneficio neto consolidado de 34 millones de euros, un 4,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Este avance se ha basado en la favorable evolución de los dos negocios del Grupo, Infraestructuras y Concesional, apoyados por el buen comportamiento del mercado exterior.

El ebitda normalizado del Grupo alcanzó los 151,4 millones de euros, logrando un aumento del 21,6% respecto a los 124,5 millones del primer semestre de 2016.

Las ventas ascendieron hasta los 1.058,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 18,3% en relación con los 894 millones de euros del mismo periodo de 2016. Durante este primer semestre, han destacado las nuevas contrataciones en Chile, Australia y Portugal. En Chile y Australia, Elecnor se ha adjudicado la construcción de dos plantas fotovoltaicas por importe de 117 millones de dólares y de 189 millones de dólares australianos, respectivamente. El pasado mes de junio, el Grupo se adjudicó el contrato de construcción de dos plantas de biomasa en Portugal por importe de 78 millones de euros.

Entre los factores que explican el crecimiento de las ventas destaca el desarrollo de la línea de transmisión de Cantareira en Brasil, las tareas de construcción de plantas fotovoltaicas en Chile y Bolivia, la central de ciclo combinado que el Grupo está ejecutando para la Comisión Federal de Electricidad en México, los proyectos de generación y transmisión de energía en Angola y la ampliación del parque eólico que Elecnor construye para el Ministerio de Energía de Jordania.

 

Resultados Elecnor

 

El mercado exterior representaba al cierre del semestre el 60% de las ventas totales y el nacional, el 40%. Estos datos avalan la apuesta del Grupo Elecnor por los mercados exteriores como motor de crecimiento para los próximos ejercicios. A la vista de las cifras del primer semestre, Elecnor mantiene su previsión de superar en 2017 las magnitudes de resultados y el volumen de negocio alcanzados en el pasado ejercicio. 

En cuanto a la cartera de contratos pendientes de ejecutar a 30 de junio, su importe ascendía a 2.356 millones de euros. Por mercados, la de origen internacional se sitúa en 1.911 millones de euros (81% del total), mientras la contabilizada en el mercado nacional es de 445 millones de euros, un 19% de la cartera total.