El valor de los nuevos créditos concedidos en los primeros meses del año alcanzó un récord de 5,8 billones de yuanes (615.000 millones de euros), con lo que superó el mínimo de cinco billones de yuanes propuesto por el Ejecutivo para todo el año.