El Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea (UE) dictará sentencia mañana, en Luxemburgo, sobre el recurso interpuesto por España contra la multa que Bruselas le impuso por irregularidades en las ayudas al cultivo del lino. La justicia comunitaria se pronunciará sobre la apelación, presentada por el Gobierno español, contra la sanción de 134 millones de euros, que la Comisión Europea (CE) decidió en 2005, por deficiencias en los controles de las subvenciones españolas al lino y al cáñamo entre 1996 y 2000. España impugnó la decisión de la CE ante el Tribunal en 2005 y pidió anularla. En este recurso, el Gobierno español apeló también contra otra sanción de 348.947 euros por falta de controles en el sector del plátano.