El Tesoro Público prevé colocar mañana entre 1.750 y 2.750 millones de euros a 3 años, un volumen de emisión más reducido que en las anteriores operaciones.


La nueva subasta, que se realizará con un cupón de 2,50%, se produce en un escenario marcado de nuevo por la desconfianza de los mercados que, después de que Irlanda haya pedido oficialmente ayuda financiera, han situado a Portugal y a España en su punto de mira.