El Tesoro español colocó en 2010 más de 200.000 millones de euros en deuda pública, casi 20.000 millones menos que en 2009.
El Tesoro español colocó en 2010 más de 200.000 millones de euros en deuda pública entre letras, bonos y obligaciones.

En estos doce meses las amortizaciones o vencimientos de deuda alcanzaron los 145.000 millones, con lo que la financiación neta del Estado superó los 50.000 millones.